Cinco errores de los escritores principiantes

Todos hemos sido novatos alguna vez en la vida. Cuando aprendemos una nueva habilidad es lógico y normal cometer errores. Dicen que hace falta practicar más de 1.000 horas para convertirse en expertos de un tema. Y mientras tanto, hay que fallar y resistir en el intento. Los pilotos de avión, antes de pilotar en real, se enfrentan a un simulador de vuelo. En la escritura tenemos mucha suerte, no hace falta simular nada, podemos lanzarnos a volar desde el primer minuto. En este vídeo-post te comparto los cinco errores de los escritores principiantes.

1. Utilizar un lenguaje rebuscado

No sé de dónde surge la idea de que cuanto más retorcido y críptico es el lenguaje, más se parece a la buena literatura. Todo lo contrario. Los relatos y novelas que enganchan son aquellos que se leen con fluidez, que transmiten emociones con las palabras justas. Te aseguro que es más complicado escribir un texto que en apariencia puede parecer sencillo. Deja el lenguaje enrevesado para los contratos jurídicos y su dichosa letra pequeña ininteligible.

2. Abusar de los adjetivos

Relacionado con el punto anterior, cuando empezamos a escribir, creemos que los adjetivos son “preciosos”, que adornan y embellecen la literatura. Y no están mal de vez en cuando, como el azúcar. Pero donde esté un buen sustantivo o un verbo conciso colocado de forma estratégica, que se quiten los adjetivos. Intenta no abusar de ellos, recargan el texto y no aportan gran cosa.

3. Dejarse llevar por la primera idea sin pensar

Nos levantamos una mañana y hemos tenido una idea genial que va a revolucionar la literatura de este siglo, un argumento que jamás nadie ha contado ¿?, un personaje increíble… y nos ponemos a escribir sin pensar en nada más. Antes de ponerte a escribir sin sentido y quedarte atascado en la página diez, por ejemplo, planifica y organiza de forma mínima lo que vas a contar y qué quieres transmitirle al lector.

4. Empeñarse en escribir las historias personales (o las de algún familiar)

“Tengo una historia personal…mi vida sí que da para una novela…mi madre tuvo una infancia que ni la de Oliver Twist…” Estos comentarios los escucho mucho en los escritores principiantes. Si bien, es un buen punto de partida comenzar a narrarnos a nosotros mismos, a contar nuestras vivencias, todo ese material personal (recuerdos, infancia, sueños, anécdotas…) hay que pasarlo por el tamiz de la ficción y convertirlas en historias universales que interesen al resto de los lectores y no solo a ti o a tu familia.

5. Enamorarse de todas las frases y párrafos

Cuando era alumna del Taller de Escritura Creativa de Clara Obligado, recuerdo que a los principiantes nos decía: “No os enamoréis tanto de lo que escribís”. A veces nos encanta una frase, una metáfora, un párrafo que, sin embargo, no encaja para nada en el relato que estamos escribiendo. Y en lugar de eliminarlo, como nos da penita, lo dejamos, a ver si nadie se da cuenta de que no tiene ninguna relación. No te encariñes demasiado con lo que escribes, recorta, limpia, poda, elimina, y guarda ese material sobrante para otros cuentos.

Ahora dale al play si quieres conocer más en detalle cuáles son los cinco errores de los escritores principiantes. Si este tema te resuena, por favor déjame un comentario más abajo:

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *