¿El antagonista puede ser algo no físico?

A lo largo de los meses, voy recopilando las dudas sobre escritura que me llegan por email, a través de comentarios en YouTube o del blog. Y en agosto, el mes de vacaciones por excelencia en España, me gusta convertirlas en vídeos muy cortos, de aproximadamente un minuto, para dar respuesta a las que me parecen más interesantes o que no he tratado antes en mis contenidos. Así que a los próximos cuatro posts les llamaremos dudas exprés veraniegas. Y vamos con la primera, ¿el antagonista puede ser algo no físico?

¿Algo no físico?

¡Por supuesto! El antagonista suele ser un ser físico. Pero no necesariamente. También puede ser un condicionante mental como miedo, inseguridad, desconocimiento, dudas, etc… Es decir, un oponente interno del protagonista que impida que consiga lo que se propone en tu historia. Este tipo de antagonista es más difícil de crear porque, al ser algo no físico, tendrás que ingeniártelas para transmitir al lector las emociones y sensaciones que provoca este tipo de “adversario” en tu personaje protagónico.

También puede ser algo externo pero no visible. Por ejemplo, un dios-demonio por encima de todos los personajes que maneja los hilos de tus criaturas.

Antagonista sí o sí

Lo más importante es que en tu novela nunca falte un antagonista. Ya sea una persona o ser tangible externo a tu protagonista. O algo inmaterial, mental o invisible que condicione la búsqueda del personaje principal. Siempre, siempre, tienes que crear algo o alguien que se oponga a los deseos y los objetivos del protagonista. Porque sin conflicto entre fuerzas opuestas, no hay literatura.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre si el antagonista puede ser algo no físico. Y déjame un comentario si tienes alguna duda o consulta.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

2 comentarios
  1. Viti Rubuano Dice:

    Excelente, te agradezco profundanente que compartas tus conocimientos tan humildemente. Desde Buenos Aires Argentina. Gracias

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *