Entradas

¿Cómo crear una rutina en tu escritura?

A veces la vida se nos va de las manos. Y reconozcámoslo, hay mil cosas más importantes que escribir. Salvo que vivas de tus novelas y tu editor esté dándote con el látigo todos los días. Pero si escribes por placer, por la sencilla razón de que te encanta y es tu pasión, en ocasiones la vida se desborda y tienes otras prioridades. Por eso en este podcast-post quiero compartirte cómo crear una rutina en tu escritura, aunque te parezca odiosa o precisamente por eso.

Hay momentos en los que todo parece un verdadero desbarajuste: mudanzas, cambios de ciudad, viajes constantes, problemas en el trabajo, hijos enfermos… Incluso en las vacaciones de verano cambiamos el ritmo y todo se vuelve caótico. A mí me pasa que por mucho que intento mantener en agosto la constancia de posts, de vídeos y de publicaciones en las redes sociales, este mes se me va de las manos y el caos puede conmigo.

Bien, esto pasa y tampoco hay que castigarse por ello. Sirve para aprender lo importante que es tener las cosas planificadas con antelación. Así que entonando el “mea culpa”, este artículo lo escribo para que me sirva como recordatorio, y para personas como yo, que aunque son organizadas, dejan bastante campo a la improvisación. ¡Es tan aburrida la planificación! Pero por otro lado, reconozco que la estructura es liberadora de tiempo, minimiza imprevistos y riesgos y te permite tener capacidad de reacción.

Vaya por delante que este post no solo sirve para planificar tu escritura, sino también otras facetas de tu vida que te cueste poner en piloto automático. Porque se trata de crear “caminos mentales” que no te supongan un esfuerzo extra para que las tareas sean más llevaderas, de integrar hábitos en tu rutina diaria.

¿Qué cinco prácticas puedes llevar a cabo?

  1. Incorporar el hábito a una rutina ya establecida. Piensa que hay mil cosas que haces en una cadena rutinaria. Por ejemplo, antes de acostarte te pones el pijama, te lavas la cara, te cepillas los dientes, te pones crema de noche… Y estoy segura de que siempre lo haces en el mismo orden sin darte cuenta. Tengo una amiga que dirige una tienda online de cosmética coreana. La rutina nocturna de exfoliantes, esencias y cremas consta de 10 pasos ¡¡¡10!!! Al principio cuesta entender que tengas que ponerte 10 productos en un orden determinado todas las noches…pero se acaba convirtiendo en una rutina. Con la escritura, pasa lo mismo. Elige una hora del día, siempre la misma e intégrala dentro de tu rutina. Por ejemplo, voy a escribir una hora o media hora entre el café de la merienda y recoger a los niños de la clase de inglés, o entre mi entrenamiento del gimnasio y la hora de la cena. La idea es integrarlo como un paso más dentro de tu día a día.
  2. La repetición es la clave. Una vez que has elegido la hora dentro de tus tareas rutinarias, siéntate y escribe. ES-CRI-BE. Esto significa cerrar las redes sociales, el email, silenciar el móvil… Evitar distracciones y aunque no te salga nada, porque no todos los días está uno con la inspiración a flor de piel, escribe palabras, frases inconexas, recuerdos, posibles párrafos, comienzos de capítulos, descripción de un personaje…
  3. Apunta tu rutina. En post-it, anotaciones en el calendario, avisos en el móvil…Hora de escribir, escribir, escribir…
  4. Recuérdate los “para qué” del hábito. Es importante asociar tu escritura a para qué escribes, cuál es la zanahoria que te motiva a seguir avanzando. Así será más fácil que no lo abandones. Es como el que odia ir al gimnasio pero recuerda que tiene el colesterol alto y hacer ejercicio es muy beneficioso para su salud, para evitar por ejemplo un ataque al corazón. Y es más sencillo si lo pones en positivo, es decir, piensa en las ventajas que tiene el nuevo hábito de escribir. Este es el típico consejo que te dan cuando quieres dejar de fumar, piensa en tooooodos los beneficios para tu salud.
  5. Empieza escribiendo en cortos espacios de tiempo. Yo odiaba correr. Empecé hace 17 años unos días de verano que pasé en Sitges. Mi pareja de aquel entonces corría y me aficionó. Al principio, daba pasitos como un ganso loco y no más de 5 minutos. Pero al final de aquella semana de vacaciones, ya trotaba ida y vuelta por el paseo marítimo. Llegué a correr la media maratón de Madrid. Y ahora no es que sea Usain Bolt, pero hacer 10 kilómetros en un entrenamiento normal, no me asustan. Empieza con 5 minutos, que luego serán 10 y cuando te des cuenta, todas las horas de tu día te parecerán pocas.

Resumiendo, la incorporación del hábito de la escritura en el resto de rutinas de tu vida te permite planificar para avanzar tanto en un relato como en una novela. Solo puedes corregir el rumbo si estás en movimiento. Pero aunque la planificación sea fundamental, deja margen para la improvisación. Algunas veces también hay que dejarse llevar un poco, no?

Ahora dale al play si quieres escuchar el podcast sobre cómo crear una rutina en tu escritura. Y déjame un comentario aquí o en mi canal de YouTube si tienes alguna duda o consulta.

También puedes escuchar este episodio en IvoxxSpotify y Google Podcasts.

Beneficios de la escritura creativa para la salud

Con el inicio de la pandemia a partir de marzo de 2020, hemos sido más conscientes que nunca de lo fundamental que es tener salud. Porque es verdad que hasta que no tenemos alguna molestia física o nos ponemos enfermos, no nos damos cuenta de lo importante que es estar bien. Centrarnos en el bienestar propio debería ser una prioridad en nuestro día a día. Por eso, en este vídeo-post quiero compartirte siete beneficios de la escritura creativa para tu salud. Para que compruebes que practicar la escritura es un hábito más que saludable.

1. Incrementa la relajación

La escritura te permite entrar en flow, ese estado en el que todo fluye, estás relajado y el tiempo pasa sin darte cuenta. Si te gusta escribir seguro que alguna vez has vivido esta sensación de dejarte llevar, muy similar a los momentos de meditación o de mindfulness. Los niveles de estrés y ansiedad se rebajan.

2. Crea un hábito

La escritura te permite crear una rutina en tu vida. Dedicarle a tu pasión media hora al día o más tiempo el fin de semana, crea una estructura fija que genera equilibrio y te aleja de las preocupaciones diarias.

3. Sirve de terapia

Escribir por pasión es sanador. Poner en palabras lo que sientes, piensas, lo que te pasa cada día, sirve para superar baches y malas rachas. Permite liberar cargas emocionales y poner orden en el caos cotidiano. Si algo no entiendes demasiado, intenta escribirlo y verás cómo le encuentras un sentido.

4. Mejora la memoria

Incrementa tu capacidad de retentiva al crear asociaciones y conceptos nuevos. Tu cerebro va construyendo ese mundo imaginario y reteniendo los datos que está desarrollando. Antes de tomar “rabos de pasas para la memoria” como dice el refrán, escribe todo lo que se te pase por la mente.

5. Ayuda a comunicarse mejor

Cuando escribes estás ordenando información y organizando conceptos diversos con cierto criterio. Por ejemplo, crear una escaleta de una novela o trazar la coherencia interna de un libro de relatos es una forma de comunicar tu proyecto de una manera más eficaz.

6. Apoya el aprendizaje

Somos homo narrator, el cerebro de nuestra especia está preparado para aprender a través de estructuras narrativas. Por eso es tan importante contarles historias a los niños, para abrir su mente a nuevas asociaciones de conceptos y también para desarrollar su curiosidad y empatía.

7. Aumenta tu creatividad

Este artículo de LinkedIn comenta cuál será la habilidad más valorada en la pospandemia. Adivina… Sí, la creatividad va a ser una de las aptitudes más importantes para los trabajos futuros. No es más que la resolución de problemas de una forma diferente. La escritura, al crear mundos y situaciones, te permite enfrentarte a un conflicto en la ficción. Si luego se te presenta en la vida real, ya tendrás la solución al problema. Es como tener por adelantado la experiencia de algo que todavía no te ha ocurrido.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre los beneficios de la escritura creativa para la salud. Y déjame un comentario aquí o en mi canal de YouTube si tienes alguna duda o consulta.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo

con quien creas que le puede interesar.

,

Diez hábitos de los escritores exitosos

Un hábito es un acto o actos que repetimos de forma sistemática y que con el tiempo se acaban integrando en nuestra vida y formando parte de nuestro carácter. Hay autores y autoras con una serie de características que les permiten alcanzar todos los objetivos que se proponen, ya sea terminar una novela, publicar una obra o simplemente escribir una página cada día. En este vídeo-post te comparto un listado con los diez hábitos de los escritores exitosos.

Para que los pongas en práctica y los apliques a tu forma de escribir.

1. Escribir todos los días

Aunque sea un solo párrafo. La escritura es un músculo que se trabaja cada día y la práctica es la única forma de aprender a escribir.

2. Comprometerse con la escritura

Ponte un plazo para terminar la historia que te traes entre manos y comprométete públicamente. Cuéntaselo a un familiar, amigo, pareja… de tal forma que te sirva de “juez” cuando los ánimos te fallen y te ayude a continuar en la tarea.

3. Visualizar el libro terminado

Lo más motivador es escribir el capítulo final de tu libro. Hazlo nada más empezar, así te servirá de punto de llegada en el GPS de tu escritura. Si tienes un destino marcado, es más fácil que llegues a él. Tardarás más o menos, pero arribarás a tu puerto.

4. Invertir tiempo

La escritura requiere un esfuerzo y también renunciar a otras cosas para hacerle un hueco en tu vida. Sé que nos ponemos muchas excusas, “los niños, el trabajo…”. Bien, mira la aplicación de rendimiento de tu móvil, ¿cuántas horas has gastado sin sentido en las Redes Sociales? Ahí tienes la respuesta a todas tus excusas, invierte esas horas en la escritura.

5. Desarrollar la energía positiva

Los escritores que consiguen sus objetivos no son nada derrotistas, derrochan buena vibra y le ponen acción a la historia que tienen en la cabeza. No se dejan caer en la parálisis por análisis.

6. Establecer objetivos

Terminar tu novela a final de año, presentarte a cinco concursos de relatos al mes, escribir un párrafo al día… Sea cual sea tu objetivo, ponle un plazo y dale acción.

7. Formación continua

En la escritura, como en la vida, hay que plantearse que somos eternos estudiantes, que siempre hay algo nuevo que aprender, técnica narrativa, trucos de escritores, novedades literarias… Y más si quieres crecer como autor/a, subir de nivel y llegar a publicar tu obra.

8. Leer, leer y leer

Relacionado con el hábito anterior, cualquier escritor/a es un gran lector. Igual que el que quiere tocar un instrumento, escucha música o va a conciertos, el que escribe tiene que estar sumergido siempre en un libro para aprender de otros/as autores/as y de sus obras.

9. Domar el ego

Si hay algo que nos sobra a los que escribimos es el ego 🙂 Por eso, es importante trabajar la humildad, la empatía, el saber encajar las críticas y los feedbacks sobre nuestro trabajo. Cuanto menos te tomes en serio a ti mismo y a lo que escribes, mejor será tu obra.

10. No rendirse

Los escritores exitosos suelen trabajar la capacidad de resiliencia para superar todos los obstáculos y seguir adelante. Enfrentarse a los “noes” y creer en su escritura como un proceso, un viaje y no un fin en sí misma.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre los hábitos de los escritores exitosos. Y déjame un comentario aquí o en mi canal de YouTube si tienes alguna duda o consulta.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.