Entradas

¿Por qué hacer una escaleta antes de escribir tu novela?

Antes de lanzarte a escribir la historia que llevas dentro, es importante que recapacites y planifiques el viaje que vas a empezar. Si antes de poner las primeras frases no reflexionas sobre lo que vas a contar, es probable que llegues a un momento de la historia en el que no sepas cómo seguir, te aburras, desmotives y acabes abandonando la novela. Es una de las razones por las cuales muchos escritores principiantes no terminan las obras que empiezan. Pero, ¿hay más razones? Y antes de eso, ¿qué es una escaleta de contenido? Y ¿por qué hacer una escaleta antes de escribir tu novela?

¿Qué es una escaleta de contenido?

La escaleta de contenido de una novela, al igual que la de un guion cinematográfico o de una serie, sirve para planificar los puntos básicos de la narración, como si fuera una hoja de ruta o un GPS que te ayude a no perderte por el camino.

Cuando he escrito este post y grabado el vídeo que le acompaña (en julio de 2020), he visto la tercera temporada de la serie Dark, una auténtica locura alemana sobre las implicaciones existenciales de los viajes en el tiempo y sus efectos sobre la vida de los protagonistas. Creo que es uno de los guiones más complejos que me he encontrado últimamente, con mil giros, mismos personajes que viven en distintas épocas y saltan dimensiones temporales, agujeros de gusano que conectan ciclos de treinta y tres años, el gato de Schrödinger… y un sinfín de subtramas que se fagocitan. Me imagino cómo habrán escrito los guionistas esa escaleta para no perderse en la estructura y seguir la línea de cada uno de los personajes. Verdaderamente complejo si no tienes un esquema inicial que una todos los puntos.

¿Por qué es importante hacer una escaleta antes de escribir?

Este esquema o resumen de tu novela lo puedes hacer en Excel, en Word, en Scrivener… pero lo fundamental es que este documento recoja en cada columna la sinopsis de los capítulos, los personajes que van a aparecer y los sentimientos y emociones que se van a transmitir en ellos.

Sirve como ejercicio de recapacitación y reflexión sobre lo que quieres contar en tu novela. Y hay más razones:

  • Ahorro de tiempo. Es una hoja de ruta planificada que une todos los puntos por los que vas a pasar en tu novela. Es tu GPS. Si dejas de escribir durante días o semanas, siempre tendrás tu esquema y podrás volver justo al momento en el que dejaste de escribir.
  • Dosificación de la información. Si tienes perfilado más o menos cada capítulo, podrás ir dándole al lector el contenido justo en cada momento. Podrás ver de un solo vistazo si estás dando información de más o de menos.
  • Marcar el ritmo y la tensión narrativaSi conoces con antelación lo que le va a ocurrir a tu protagonista, los obstáculos y conflictos (aunque a lo largo del proceso de escritura surjan más tramas o personajes), podrás tener las riendas de la narración y marcar el paso sin dejarte arrastrar por una historia que acabe descarrilando.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre por qué hacer una escaleta antes de escribir tu novela. Y déjame un comentario si el tema te resuena.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

Ingredientes del viaje del héroe, ¿cuáles son?

Una de las estructuras más clásicas, recurrentes y efectivas para avanzar en la escritura de tus novelas o relatos, es el viaje del héroe. Se trata de un patrón universal, reconocido en las grandes historias de la Humanidad. Desde la tragedia griega, hasta Shakespeare o los cuentos clásicos de los hermanos Grimm. La epopeya de la “Guerra de las Galaxias” o la mayor parte de las series actuales de HBO o Netflix. ¿Quieres saber cuáles son los ingredientes del viaje del héroe?

Este periplo consta de tres etapas por las que tu protagonista debe pasar para evolucionar, para que sufrir un cambio. Porque en eso consiste este viaje, en descubrir algo nuevo, en vivir un momento catártico que lo cambie todo y que haga que el héroe o la heroína se transformen. Para que se produzca esta epifanía, tiene que haber un conflicto, una lucha de fuerzas en contraposición que obliguen al protagonista a avanzar para que al final todos los cabos se unan de modo diferente.

En cada etapa, el protagonista tendrá que atravesar una serie de obstáculos, enfrentarse a pruebas y batallas que le hagan replantearse a cada caso por qué comenzó esta aventura. ¿Cuál es su objetivo? ¿Qué quiere conseguir? Esas son otras cuestiones que deberá resolver en el camino.

En este vídeo te cuento cuáles son los ingredientes del viaje del héroe que tienen que estar sí o sí presentes para que funcione la trama. 👇🎥

Espero que te sirva para reconocer en tu escritura qué elementos están, deberías añadir o trabajar más.

Contenido relacionado

¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes

 😃

Vigas y columnas de tu novela. Estructura en 3 actos

La estructura de una narración son como las vigas y columnas de cualquier edificio: no se ven pero dan forma y carácter a todo el conjunto. Y sobre todo, lo sostienen. En el vídeo de esta semana me gustaría hablaros de la estructura más clásica, el esquema aristotélico de 3 actos: 1. planteamiento 2. nudo y 3. desenlace.

  1. En el planteamiento debemos introducir el incidente detonador, es decir, el suceso que lo va cambiar todo. También presentar al protagonista, el lugar de la acción y dar una idea del tema que será el foco de tu historia: libertad, amor, pérdida, infancia, vejez…
  2. En el desarrollo de una novela es donde sucede lo primordial. Donde conocemos más sobre el personaje principal y vemos cómo se enfrenta al conflicto y cómo supera los obstáculos. Recuerda que en una novela siempre, siempre, siempre tiene que haber un conflicto, un cambio. El protagonista no puede ser el mismo que al comienzo de la obra, tiene que sufrir una transformación. Esta es la clásica estructura del viaje del héroe, que ya contaré más detenidamente en otro vídeo, lo prometo 😃
  3. En el desenlace deben unirse de forma lógica todos los puntos de la historia. Incluso aunque plantees un final abierto, lo que sucede en el desenlace tiene que desprenderse de lo que ha venido ocurriendo hasta el momento. Las fuerzas del conflicto vuelven a quedar en reposo y el personaje completa su evolución. Te recomiendo que cuando empieces a escribir tu siguiente novela, escribas primero el final. Puede que luego lo cambies, no pasa nada, pero te ayudará a que tu cerebro vaya del punto A al punto B, como si fuera un GPS, llenando todos los huecos de la trama que vas a ir encontrando en el viaje/proceso de escritura.

Si escribes sagas compuestas por varias novelas, también cada una de ellas debe tener un final. Aunque la trama principal vaya a continuar desarrollándose en las sucesivas entregas, debes ponerle el punto final a alguna de las tramas secundarias que manejas para que el lector perciba esa sensación de resolución.

Además de esta estructura clásica, puedes utilizar otras formas que me guardo para contarte en otra ocasión. Y ahora, si te interesa profundizar en el punto de la estructura de las obras de ficción, te recomiendo que escuches esta charla del escritor argentino Federico Falco. A partir del minuto 24 habla sobre comienzos y finales, aunque todo el podcast merece muchísimo la pena.

¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes

 😃