Entradas

¿Por qué tenemos miedo cuando escribimos?

Está claro que el miedo más típico es a la página en blanco. Nos entran dudas al sentarnos al escribir, pensamos ¿esto le interesa a alguien, esto que estoy escribiendo es bueno, merece la pena seguir esforzándome? Ainssss…. ¿Por qué tenemos miedo cuando escribimos?

Decía Shakespeare que

“Los peligros visibles nos atemorizan menos que los horrores imaginarios”.

Lo cierto es que podríamos fundar un club de miedosos y dudosos al escribir. Pero tampoco seríamos tan especiales ni sería un club exclusivo porque, déjame que te confiese, que es lo más normal del mundo.

Cuando escribimos tenemos miedo también de no ser capaces de terminar el relato o la novela. Y cuando hemos terminado nuestro libro tenemos miedo de que nos lean, de si gustará, del qué dirán… Estamos llenos de horrores imaginarios que nos paralizan y no nos hacen avanzar. Pero hay que tomar acción, enfrentarte a tus miedos y trascenderlos porque detrás de ellos está la verdadera literatura.

La realidad es que si no puedes dejar de escribir, si te tiene agarrado por el cuello y no te deja vivir, vas a tener que vencer esos miedos y trascender las dudas para convertirte en una mejor versión de ti mismo y alcanzar tus objetivos como escritor. O también puedes pensar, ¿qué es lo peor que puede pasar si termino la novela y se la enseño al mundo? Seguro que nada de lo que puedas imaginar es tan grave como para no seguir desarrollando tu pasión.

Ahora dale al play porque solo en 45 segundos te comparto la inutilidad de los miedos imaginarios y la necesidad de trascenderlos. Me encantará que dejes tu opinión en los comentarios:

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenidos relacionados:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas

que le puede interesar.

¿Cuál es el requisito fundamental para escribir?

¿Te has preguntado alguna vez si hay un requisito fundamental que cumplen todas las personas que escriben? ¿Alguna cualidad absolutamente necesaria que tengas que desarrollar para perseguir tus objetivos de escritura?

Pues sí, hay algo que tienen en común todos los autores que consiguen resultados. Y está muy relacionado con una frase de la Premio Nobel de Literatura, Doris Lessing, que dice:

“El talento es algo corriente. No escasea la inteligencia sino la constancia”.

Y ese es el requisito fundamental que necesitas para escribir, la constancia. Seguir escribiendo, perseverar a pesar de los obstáculos, los miedos, las dudas. La constancia te llevará a la acción continuada a lo largo del tiempo y, la acción, tarde o temprano, te dará buenos resultados. Aunque no importa demasiado el fin sino el proceso. Porque la escritura es un camino, una evolución, un aprendizaje continuo que nunca acaba. Se trata de subir niveles, de escribir cada vez mejor y con más soltura.

Ahora dale al play porque solo en 36 segundos te comparto el requisito fundamental para escribir. Déjame en los comentarios si se te ocurre alguna otra cualidad necesaria:

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenidos relacionados:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

Sigue escribiendo aunque pienses que es basura

Hace unos días me llegó por email la siguiente pregunta: ¿Cómo puedo seguir escribiendo aunque piense que lo que escribo es basura? La verdad es que me dejó bastante sorprendida. En un primer momento, no sabía qué contestar. ¿Cómo puede saber que lo que escribe no merece la pena si no lo ha leído nadie?

Reflexionando sobre esta cuestión, me he dado cuenta de que es una pregunta que seguro que se hace mucha gente. Porque nos han enseñado a ser modestos, a no valorar nuestro trabajo, a no destacar ni ser significativos. Por eso, he grabado este vídeo por si hay alguien más que está pensando que lo que escribe, a pesar de invertir mucho esfuerzo y tiempo, es una porquería.

En él, te doy tres consejos para seguir y seguir escribiendo a pesar de tus pensamientos negativos:

  1. Evitar el autosabotaje. Tendemos a sabotear nuestra relación con la escritura por miedo, por dudas, por perfeccionismo… Nuestro crítico y juez interno nos hacen creer cosas que la mayoría de las veces no son ciertas. A la hora de escribir, deja que fluya la escritura, vívela e intenta acallar esa vocecita interior negativa que no aporta nada y solo te boicotea.
  2. Apúntate a algún curso online o taller de escritura presencial. Para subir la autoestima y acabar con el saboteador que todos llevamos dentro, lo mejor es apuntarse a un curso de escritura. Aprenderás un montón de técnicas y herramientas, conocerás tu propia voz y estilo y sobre todo, pondrás a prueba tus textos, compartiéndolos con otros compañeros. Ellos te ayudarán a crecer en el proceso de escritura.
  3. Envía el borrador de tu libro a un lector profesional. ¿Cómo sabes que lo que escribes es una basura si no lo has testado? Si tienes una novela, un libro de relatos o cualquier otra cosa escrita, no se lo des a leer a tu madre, a tu primo o a un amigo, que te dirán que está todo perfecto (probablemente porque te quieren y para eso están) sino a un lector profesional que te de pautas sobre lo que puede mejorar o lo que tienes que revisar.

Ahora dale al play y déjame en los comentarios si se te ocurre algún otro consejo para sortear los pensamientos negativos sobre tu escritura:

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenidos relacionados:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.