Seis formas de comenzar tu novela, conócelas

La primera frase de una novela es fundamental para atrapar la atención de tus lectores. En las primeras líneas te la estás jugando. Entonces, ¿qué tipos de arranques de historias hay? ¿Cómo puedes empezar tu novela para enganchar a tu público? En este post te cuento seis formas de comenzar tu novela para que puedas elegir la que más encaja con la historia que quieres contar.

Atravesar el umbral

El comienzo es el umbral que separa el mundo real que habitamos del mundo que el escritor ha creado. Y debe arrastrarnos, cosa que no es fácil porque todavía no nos hemos familiarizado con el estilo del autor, su vocabulario…Y además, tenemos mucha información que recordar: nombres de personajes, sus relaciones, los detalles de tiempo y lugar… ¿Vale la pena tanto esfuerzo? La mayoría de los lectores seguirán adelante y entrarán en lo que se llama el pacto del autor, el pacto de la ficción que ha creado ese escritor. Aunque lo ideal es que la primera frase enganche sin lugar a dudas.

Hay comienzos fabulosos como el de “Emma” de Jane Austen. Te recomiendo que lo leas porque es todo un clásico. En muy pocas líneas prepara la caída de la heroína. Nos anticipa que se va a contar la historia de Cenicienta pero al revés. Y lo consigue con solo tres adjetivos elegantemente combinados: bella, inteligente y rica. En el tercer párrafo del comienzo, la autora nos hace que oigamos la voz de la propia Emma en el discurso, al mismo tiempo que la juiciosa y objetiva voz del narrador.

Hay primeras frases que se ponen siempre de ejemplo en los talleres de escritura porque son tan atractivas que captan inmediatamente la atención del lector. Si yo te digo “Esta es la historia más triste que jamás he oído, seguro que quieres leer lo que sigue… La primera persona es potentísima y además, nos encanta que nos cuenten historias, somos curiosos por naturaleza. Pues es la primera frase de “El buen soldado” de Ford Madox Ford.

Otra primera frase que se pone de ejemplo en los cursos de escritura es “Todas las familias felices se parecen unas a otras, pero cada familia infeliz lo es a su manera”. El comienzo de la grandiosa “Ana Karenina” de Tolstói.

Seis formas de comenzar tu novela

Las historias pueden empezar de varias maneras, aquí te comparto seis que puedes practicar:

  • Con una larga descripción, la de un paisaje natural o urbano que va a ser el principal escenario de la historia, como “El regreso del indígena” de Thomas Hardy.
  • En medio de una conversación como “Un puñado de polvo” de Evalyn Waugh.
  • Con una sorprendente autopresentación del narrador, es del caso de “Llamadme Ismael” del comienzo de “Moby Dick” de Herman Melville.
  • Rompiendo la tradición literaria de la autobiografía como hace J. D. Salinger en “El guardián entre el centeno”.
  • Con una reflexión filosófica como es el caso de “Historias de dos ciudades” de Charles Dickens. Y como es uno de mis comienzos favoritos y además lo puse de epígrafe de mi novela “La mujer que vendía el tiempo”, te lo copio aquí:

    «Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, solo es aceptable la compara­ción en grado superlativo».

  • Poniendo al personaje en apuros desde la primera página como hace Graham Greene en “Brighton, parque de atracciones”.

Ahora dale al play si quieres conocer el detalle de las seis formas de comenzar tu novela. Y déjame un comentario si tienes alguna duda o consulta.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *