¿Cómo mantener la motivación alta mientras escribes tu novela?

Cuando te embarcas en un proyecto de escritura a largo plazo como una novela, es probable que empieces con muchas ganas e ilusión, pero según va pasando el tiempo, la motivación inicial se viene abajo por diferentes factores. Si tú como yo escribes por pasión y afición, estarás de acuerdo conmigo en que tenemos muchas obligaciones y responsabilidades en nuestras vida que nos van haciendo aparcar la escritura.

Por eso en este post-podcast quiero compartirte un listado de acciones que puedes llevar a cabo para mantener la motivación alta mientras escribes tu novela y que no te fallen las fuerzas para continuar en el camino. En este check list de seis puntos podrás ir verificando cuáles de ellos ya los has puesto en práctica y cuáles deberías empezar a desarrollar. Espero que te resulte útil y lo pongas en acción.

1. Apúntate a un curso o taller de escritura

Aunque tengas experiencia y hayas escrito alguna obra, es importante permanecer siempre vinculado a un grupo de personas que tienen la misma afición que tú. No te sentirás solo, podrás compartir con ellos tu proyecto de escritura y recibir feedback por su parte. Además, en el curso tendrás que hacer ejercicios y prácticas que te servirán de acicate para seguir motivado y vinculado al mundo literario. 

2. Reflexiona sobre por qué y para qué escribes 

¿Qué te motiva a escribir ese libro de relatos o esa novela? ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Qué quieres hacer cuando la termines, autopublicarla, enviarla a editoriales o a concursos? Piensa cuál es tu zanahoria, esos motivos prioritarios que te harán mantenerte en el camino. Yo, por ejemplo, comencé escribiendo mi segundo libro de relatos titulado “Una vez estuve muerta” porque necesitaba poner en orden mis ideas y darle un sentido a lo que me ocurrió en un momento complicado de mi vida. Según iba terminando el libro me di cuenta del para qué, quería compartir con los lectores mi visión de ese momento vital y que se convirtiera en una experiencia universal que tocara el corazón.  

Si empiezas escribiendo porque has tenido una idea genial pero no te paras a reflexionar sobre por qué y para qué escribes esa historia, es muy probable que la abandones en cuanto encuentres el primer obstáculo.

3. Haz una sinopsis o resumen de tu obra 

¿Qué texto te gustaría que apareciera en la contraportada de tu novela? ¿Qué llamaría la atención de tu historia a los lectores para decidirse a comprarla? Si trazas un pequeño resumen con los pilares de tu novela, te servirá de guía y de aliciente para seguir escribiendo. O al menos como un compendio de tu obra y una recopilación de sus puntos fuertes.  

4. Planifica un poco antes de lanzarte a escribir

Yo sé que esto cuesta horrores, a mí la primera, sentarme a trazar un plan antes de ponerme a escribir. Pero es necesario, te lo digo con la mano en el corazón. Párate primero y traza una pequeña hoja de ruta de tu historia, sin llegar a la obsesión y al perfeccionismo extremo, pero sí deja anotados los aspectos principales. Por ejemplo, la escaleta con las escenas y momentos más importantes, la semblanza de los personajes, la documentación que necesitarás…

Haz una especie de libro del libro como elabora Vanessa Montfort, autora del fenómeno editorial Mujeres que compran flores. Así tendrás una especie de mapa o de manual de instrucciones como si se tratara de encajar todas las piezas de un mueble de Ikea que quieres montar. Siempre lo tendrás a mano y podrás volver a él cuando te fallen las fuerzas para continuar.

5. Ponte un plazo y comprométete a cumplirlo

Tampoco hace falta que lo escribas en piedra, pero sí que es un gran incentivo que te comprometas con una fecha límite, un dead line que te meta un poco de prisa, sin agobios pero sin pausa. Y haz público este plazo, no hace falta que lo grites por la calle pero díselo a un familiar o amigo que te lo recuerde de vez en cuando.

6. Escribe todos los días

Aunque solo sea media hora y escribas una palabra, un párrafo o únicamente abras el documento de Word donde tienes tu novela. La idea es decirle de forma reiterada a tu cerebro que estás en el proceso para transformarlo en un hábito y que al tiempo te resulte tan necesario como comer o lavarte los dientes. Es importante que agendes ese tiempo para tu escritura todos los días y bloquees media hora para sentarte delante de tu historia.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre cómo mantener la motivación alta mientras escribes tu novela. Y déjame un comentario aquí o en mi canal de YouTube si tienes alguna duda o consulta. También puedes escuchar este episodio en IvooxSpotifyGoogle Podcasts y Apple Podcasts.

Espero que este podcast te sirva de utilidad y muchísimas gracias por escucharlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Email

0 responses on "¿Cómo mantener la motivación alta mientras escribes tu novela?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizás te interese:

newsletter Nuria Sierra. boletin semanal escritores, libros

NEWSLETTER

Pasión por la escritura

login academia nuria sierra. academia para escritores

Academia

NURIA

SIERRA