,

¿Cómo evitar que el teletrabajo afecte a tu escritura?

Si hace poco tiempo que estás teletrabajando y la nueva situación te está provocando ansiedad, pero quieres seguir escribiendo, este vídeo-post es para ti. En él te comparto tres recomendaciones basadas en mi experiencia sobre ¿cómo evitar que el teletrabajo afecte a tu escritura?

No tengo una bola de cristal y no sabría decirte si la expansión del teletrabajo a raiz de la pandemia ha venido para quedarse. Pero la realidad es que en el momento en el que está grabado este vídeo, febrero de 2021, hay muchas personas que se han visto obligadas a teletrabajar a consecuencia de los confinamientos.

Romper las fronteras entre el paradigma clásico de ir a una oficina y relacionarte con tus compañeros, a quedarte en tu casa delante de la pantalla de un ordenador, da vértigo y puede provocar situaciones de ansiedad y estrés. Y te lo dice una persona que lleva desde finales de 2016 habituándose a esta forma de trabajar.

Aquí van tres recomendaciones que a mí me han servido para organizar mi trabajo a distancia y poder compaginarlo con mi pasión por la escritura.

1. Crear un espacio para escribir

Si llevas unos meses trabajando en tu casa, imagino que ya tendrás un despacho o lugar separado del resto que te permita diferenciar tu zona de trabajo del ocio y descanso en familia. Puede ser un escritorio, con buena luz y una silla cómoda, que genere la sensación de que estás en un entorno laboral. Cuando te pongas a escribir en ese mismo espacio, “tunea” un poco la mesa. Puedes quitar tus carpetas de trabajo y en su lugar poner tus libros y cuadernos de escritura. O adornarla con algo que te sirva de inspiración para escribir: una foto, un cubilete con lápices, un dibujo, un esquema de tu historia… Se trata de cambiar el “chip” del trabajo a la escritura.

2. Delimitar tu horario laboral

Por experiencia propia, te diré que los que trabajamos a distancia en casa tendemos a echar más horas de la cuenta. Porque aunque no invertimos tiempo en desplazamientos, nos sentimos algo culpables cuando hacemos ese “paroncito” para ir a un recado, o para meter la ropa en la lavadora o atender al cartero o mil historias que van surgiendo a cada momento. Por eso, esa sensación de “no he rendido demasiado”, la compensamos con más horas. La jornada laboral acaba no teniendo fin, por eso es fundamental ponerse un horario y cumplirlo a rajatabla. Habrá días en los que se pueda hacer más y otros menos. Lo importante es seguir avanzando.

3. Agendar tu tiempo de escritura

Igual que el resto de tareas de tu día a día, la escritura necesita un tiempo y dedicación. Búscale un hueco en tu agenda cuando termines tu jornada laboral, aunque sea media hora al día. Lo que marca la diferencia es mantener el músculo de la escritura en buena forma física a diario.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre cómo evitar que el teletrabajo afecte a la escritura. Y déjame un comentario aquí o en mi canal de YouTube si tienes alguna duda o consulta.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

,

Diez hábitos de los escritores exitosos

Un hábito es un acto o actos que repetimos de forma sistemática y que con el tiempo se acaban integrando en nuestra vida y formando parte de nuestro carácter. Hay autores y autoras con una serie de características que les permiten alcanzar todos los objetivos que se proponen, ya sea terminar una novela, publicar una obra o simplemente escribir una página cada día. En este vídeo-post te comparto un listado con los diez hábitos de los escritores exitosos.

Para que los pongas en práctica y los apliques a tu forma de escribir.

1. Escribir todos los días

Aunque sea un solo párrafo. La escritura es un músculo que se trabaja cada día y la práctica es la única forma de aprender a escribir.

2. Comprometerse con la escritura

Ponte un plazo para terminar la historia que te traes entre manos y comprométete públicamente. Cuéntaselo a un familiar, amigo, pareja… de tal forma que te sirva de “juez” cuando los ánimos te fallen y te ayude a continuar en la tarea.

3. Visualizar el libro terminado

Lo más motivador es escribir el capítulo final de tu libro. Hazlo nada más empezar, así te servirá de punto de llegada en el GPS de tu escritura. Si tienes un destino marcado, es más fácil que llegues a él. Tardarás más o menos, pero arribarás a tu puerto.

4. Invertir tiempo

La escritura requiere un esfuerzo y también renunciar a otras cosas para hacerle un hueco en tu vida. Sé que nos ponemos muchas excusas, “los niños, el trabajo…”. Bien, mira la aplicación de rendimiento de tu móvil, ¿cuántas horas has gastado sin sentido en las Redes Sociales? Ahí tienes la respuesta a todas tus excusas, invierte esas horas en la escritura.

5. Desarrollar la energía positiva

Los escritores que consiguen sus objetivos no son nada derrotistas, derrochan buena vibra y le ponen acción a la historia que tienen en la cabeza. No se dejan caer en la parálisis por análisis.

6. Establecer objetivos

Terminar tu novela a final de año, presentarte a cinco concursos de relatos al mes, escribir un párrafo al día… Sea cual sea tu objetivo, ponle un plazo y dale acción.

7. Formación continua

En la escritura, como en la vida, hay que plantearse que somos eternos estudiantes, que siempre hay algo nuevo que aprender, técnica narrativa, trucos de escritores, novedades literarias… Y más si quieres crecer como autor/a, subir de nivel y llegar a publicar tu obra.

8. Leer, leer y leer

Relacionado con el hábito anterior, cualquier escritor/a es un gran lector. Igual que el que quiere tocar un instrumento, escucha música o va a conciertos, el que escribe tiene que estar sumergido siempre en un libro para aprender de otros/as autores/as y de sus obras.

9. Domar el ego

Si hay algo que nos sobra a los que escribimos es el ego 🙂 Por eso, es importante trabajar la humildad, la empatía, el saber encajar las críticas y los feedbacks sobre nuestro trabajo. Cuanto menos te tomes en serio a ti mismo y a lo que escribes, mejor será tu obra.

10. No rendirse

Los escritores exitosos suelen trabajar la capacidad de resiliencia para superar todos los obstáculos y seguir adelante. Enfrentarse a los “noes” y creer en su escritura como un proceso, un viaje y no un fin en sí misma.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre los hábitos de los escritores exitosos. Y déjame un comentario aquí o en mi canal de YouTube si tienes alguna duda o consulta.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

,

¿Qué significa la escritura para ti?

No todos escribimos por los mismos motivos. Puede ser que solo busques en la escritura una forma de desahogarte, de contar lo que pasa en tu día a día, de transmitir tus emociones. O puede ser que quieras tomarte más en serio las historias que escribes y llegar cada vez a un mayor número de lectores. Sea cual sea tu manera de entender la escritura estás en lo cierto, pero deberás tomar caminos distintos. En este vídeo-post te invito a reflexionar qué significa la escritura para ti.

Escritura como desahogo

Todos los humanos tenemos la necesidad de expresar lo que llevamos dentro gracias a algún tipo de creación artística, ya sea pintando, bailando, cantando, tocando un instrumento o escribiendo. Muchas personas sienten la atracción por las palabras y les gusta sentarte un rato cada día a soltar todo lo que llevan dentro como una forma de desahogarse y “desnudarse” en la página en blanco. Practicar la escritura terapéutica es un objetivo más que interesante y sirve como una forma de poner en orden nuestros pensamientos y sentimientos. Sin esperar nada más, solo para nosotros mismos.

Escribir para que te lean

Sin embargo, hay otras personas que escriben que necesitan ir un paso más allá. Les gusta contar historias, ya sea novelas o relatos, con el fin de ser leídos, de llegar a los lectores y divulgar su obra. En este caso, es fundamental subir un nivel, dedicarle más tiempo a la escritura y, sobre todo, hacerlo con un fin: publicar. Para ello, hace falta formarse, aprender técnica narrativa, practicar y practicar, leer a otros autores/as, conocer personas relacionadas con el mundo literario… Es decir, tomárselo un poco más en serio, porque si dejas guardado tu libro en un cajón de tu escritorio o en una carpeta de tu ordenador, es bastante difícil que llegue a ser tenido en cuenta por una editorial. Tendrás que esforzarte en trabajar tu manuscrito lo más posible (para darte recomendaciones sobre los puntos débiles y fuertes de tu obra existen los lectores profesionales) y darle visibilidad para que se difunda más allá de las fronteras de tus familiares y amigos. ¿Qué buscas con la escritura? ¿Hasta dónde quieres llegar? Te invito a seguir reflexionando sobre qué significa la escritura para ti.

Escritura como proceso

Yo te confieso que para mí la escritura es una mezcla de las dos facetas anteriores. Es donde pongo en orden (y en palabras) aquellas situaciones de mi vida a las que no encuentro mucho sentido. Pero es también una forma de estar en el mundo, una pasión que me tiene atrapada, un proceso vital que me lleva a desarrollarme y a ir ascendiendo niveles gracias a la formación, el aprendizaje continuo y la conexión con personas del mundo literario. Cuanto más me conozco a mí misma, más fluido es lo que escribo, más facilidad tengo para saber qué quiero y no quiero escribir. En mi caso, vivir y escribir van siempre unidos.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre qué significa la escritura para ti. Y déjame un comentario aquí o en mi canal de YouTube si tienes alguna duda o consulta.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.

,

¿Cómo puedes ser escritor sin tener imaginación?

¿Crees que no tienes imaginación para escribir? O quizá un familiar o amigo te ha dicho, ¿pero qué vas a escribir si no eres nada imaginativo? O a lo mejor de niño sí tenías una imaginación desbordante, pero al ir madurando has perdido esa capacidad creativa. En este vídeo-post te comparto cómo puedes ser escritor sin tener imaginación. Y te doy recomendaciones para pongas a funcionar la habilidad que ya posees.

Definición de imaginación

La palabra “imaginación” procede del latín “imaginatio” y se podría definir como el proceso creativo que permite a un individuo manipular información generada intrínsecamente con el fin de crear una representación percibida por los sentidos. Luego no solo está vinculada a la vista (“imagen” proviene de la misma raíz latina) sino también al oído, tacto, olfato…

La imaginación es un proceso abstracto que no necesita de un objeto presente en la realidad para desarrollarse. Se sirve de la memoria para manipular la información y relacionarla de formas que no dependen del momento actual en el que se encuentre el creador.

Desmitificando la imaginación

Si el proceso creativo de imaginar depende de la memoria, es decir, de hechos que ya han ocurrido en el pasado, eso significa que cualquier persona puede crear a partir de su experiencia propia. Y además puede vincular ideas que ya tiene en su cabeza para convertirlas en otra realidad. De hecho, las mejores historias son las que surgen de unir conceptos aparentemente opuestos.

Somos Homo narrator

La imaginación toma elementos antes percibidos y experimentados y los transforma en nuevas realidades. Luego cualquiera de nosotros lleva en su ADN la capacidad de narrar, es intrínseco a nuestra especie. Somos Homo narrator desde que vivíamos en cuevas, contábamos historias alrededor del fuego para alertar de los peligros a la tribu, para relatar las hazañas de una cacería de gacelas, para dar explicación a las estrellas y la luna o para entender qué hay más allá de la muerte.

Cuando somos niños nuestra imaginación está a flor de piel, somos capaces de inventar a través de la pintura, la plastilina, los cuentos… Pero según vamos madurando, entra en juego la educación formal, el trabajo, la vida que se supone que tenemos que llevar… y se acabó la creatividad. Por eso es tan importante volver a reconectar con esa habilidad que tenemos todos y entrenar de nuevo el músculo de la imaginación.

Tipos de procesos creativos

Según los expertos, hay dos tipo de procesos:

1. Imaginación reproductiva: recrea imágenes de la memoria para inventar historias.

2. Imaginación creativa: construye imágenes a partir de nosotros mismos y nuestra experiencia.

¿Todavía sigues pensando que cómo puedes ser escritor sin tener imaginación? Todos poseemos en mayor o menor medida la habilidad o facilidad para proyectar imágenes en nuestra mente y crear otras realidades. Luego todos contamos con potencial imaginativo. Resolver problemas de forma distinta es también una faceta creativa. Al fin y al cabo, escribir es como resolver un enigma partiendo de nuestras experiencias y de nuestra visión del mundo. Escribir es un punto de vista y cada persona tenemos uno único e intransferible.

Recomendaciones para desarrollar tu imaginación

Para desarrollar tu creatividad, tendrás que volver a ser un poco niño, recuperar el juego, la espontaneidad y el pensamiento lúdico. Aquí tienes tres tips prácticos:

  1. Relájate y fluye. Escribe todo lo que te surge sin criterio ni rumbo. Déjate llevar por la escritura automática y ya pensarás si más tarde se convierte en un relato, una novela o simplemente en un texto surgido de tu imaginación.
  2. No te censures, mantén a raya al crítico que llevas dentro. Estás jugando, no te impongas leyes, solo escribe y disfruta.
  3. Practica otra actividad a ser posible física. Mientras tu cuerpo se mueve, tu mente trabaja en segundo plano recreando imágenes o dando solución a algún problema de tu argumento o de tus personajes. Las mejores ideas siempre se me ocurren cuando estoy en el gimnasio, nadando o montando en bici.

Ahora dale al play si quieres saber más sobre cómo puedes ser escritor sin tener imaginación. Y déjame un comentario aquí o en mi canal de YouTube si tienes alguna duda o consulta.

Espero que este vídeo te sirva de utilidad y muchísimas gracias por verlo.

Contenido relacionado:

}

Si te ha gustado, me harás muy feliz compartiéndolo con quien creas que le puede interesar.