Entradas

El fin está cerca… Tercera y última etapa del Viaje del Héroe

¿Qué pasa cuando el héroe ya ha conseguido su misión, cuando ya ha alcanzado el objeto de su búsqueda? Todo viaje que comienza irremediablemente tiene que terminar.

La semana pasada te contaba la segunda etapa del Viaje del héroe,  la iniciación, y anteriormente hice un resumen de la primera etapa, la salida.  Vamos ahora con la tercera etapa, el regreso, que está formada por las 6 fases que tiene que atravesar cronológicamente el héroe o heroína para volver a su vida ordinaria y transmitir el conocimiento adquirido en su búsqueda a sus semejantes.

En este nuevo vídeo te lo cuento en solo 5 minutillos.  👇👇

Las 6 fases de esta tercera etapa del regreso son:

  • La negativa a regresar. Después de alcanzar la felicidad y la iluminación, el héroe rehúsa a volver a su mundo ordinario para compartir el don que ha recibido con sus semejantes.
  • El vuelo mágico. A veces el héroe debe escapar con el don que suele ser algo (material o inmaterial) que los dioses guardaban celosamente. El regreso puede ser tan peligroso y aventurero como el camino de búsqueda.
  • El rescate del exterior. Al igual que en el viaje el héroe necesitaba ayudantes para la búsqueda, en el regreso encontrará guías y salvadores de gran poder que lo lleven a su vida cotidiana, sobre todo si el héroe ha sido herido o debilitado por la experiencia del viaje.
  • El cruce del umbral de retorno. El sentido del regreso es la conservación de la sabiduría adquirida en la búsqueda, la incorporación del conocimiento en la vida humana y encontrar la forma de compartirla con el resto.
  • El maestro de dos mundos. Suele convertirse en una figura trascendente, tipo Jesús o Buda. Para el héroe humano, esta fase es el equilibrio entre lo material y lo espiritual. Se siente cómodo con el mundo interior y exterior.
  • La libertad para vivir. El dominio y la sabiduría que ha adquirido el héroe le conducen al temor a la muerte y a la libertad de vivir. Ha alcanzado el poder de vivir el momento presente, sin lamentar el pasado o anticipar el futuro.

La regreso es la parte que une las dos anteriores y le da un sentido de trascendencia a toda la historia. Espero que esta estructura te sirva como andamiaje para tus novelas y relatos, de tal forma que puedas construir con facilidad el desarrollo de los acontecimientos de tu protagonista.

¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes 
😃

Ingredientes del viaje del héroe

Una de las estructuras más clásicas, recurrentes y efectivas para avanzar en la escritura de tus novelas o relatos, es el viaje del héroe. Se trata de un patrón universal, reconocido en las grandes historias de la Humanidad, desde la tragedia griega, hasta Shakespeare, los cuentos clásicos de los hermanos Grimm, la epopeya de la “Guerra de las Galaxias” o la mayor parte de las series actuales de HBO o Netflix.

En este vídeo te cuento cuáles son los ingredientes fundamentales de este periplo que tienen que estar sí o sí presentes para que funcione la trama. 👇🎥

Espero que te sirva para reconocer en tu escritura qué elementos están, deberías añadir o trabajar más.

¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes

 😃

Vigas y columnas de tu novela. Estructura en 3 actos

La estructura de una narración son como las vigas y columnas de cualquier edificio: no se ven pero dan forma y carácter a todo el conjunto. Y sobre todo, lo sostienen. En el vídeo de esta semana me gustaría hablaros de la estructura más clásica, el esquema aristotélico de 3 actos: 1. planteamiento 2. nudo y 3. desenlace.

  1. En el planteamiento debemos introducir el incidente detonador, es decir, el suceso que lo va cambiar todo. También presentar al protagonista, el lugar de la acción y dar una idea del tema que será el foco de tu historia: libertad, amor, pérdida, infancia, vejez…
  2. En el desarrollo de una novela es donde sucede lo primordial. Donde conocemos más sobre el personaje principal y vemos cómo se enfrenta al conflicto y cómo supera los obstáculos. Recuerda que en una novela siempre, siempre, siempre tiene que haber un conflicto, un cambio. El protagonista no puede ser el mismo que al comienzo de la obra, tiene que sufrir una transformación. Esta es la clásica estructura del viaje del héroe, que ya contaré más detenidamente en otro vídeo, lo prometo 😃
  3. En el desenlace deben unirse de forma lógica todos los puntos de la historia. Incluso aunque plantees un final abierto, lo que sucede en el desenlace tiene que desprenderse de lo que ha venido ocurriendo hasta el momento. Las fuerzas del conflicto vuelven a quedar en reposo y el personaje completa su evolución. Te recomiendo que cuando empieces a escribir tu siguiente novela, escribas primero el final. Puede que luego lo cambies, no pasa nada, pero te ayudará a que tu cerebro vaya del punto A al punto B, como si fuera un GPS, llenando todos los huecos de la trama que vas a ir encontrando en el viaje/proceso de escritura.

Si escribes sagas compuestas por varias novelas, también cada una de ellas debe tener un final. Aunque la trama principal vaya a continuar desarrollándose en las sucesivas entregas, debes ponerle el punto final a alguna de las tramas secundarias que manejas para que el lector perciba esa sensación de resolución.

Además de esta estructura clásica, puedes utilizar otras formas que me guardo para contarte en otra ocasión. Y ahora, si te interesa profundizar en el punto de la estructura de las obras de ficción, te recomiendo que escuches esta charla del escritor argentino Federico Falco. A partir del minuto 24 habla sobre comienzos y finales, aunque todo el podcast merece muchísimo la pena.

¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes

 😃