¿Estás a punto de terminar una novela y te entran los miedos? [Vídeo-truco para avanzar en tu escritura]

Que las cosas se acaben da miedito, ¿verdad? ¿Qué pasará después de cambiar de trabajo? ¿Qué pasará si dejo esa relación de años? ¿Qué pasará si me voy a vivir a otra ciudad, a otro país? Nos debatimos siempre entre la expectativa y el miedo. Pero recuerda siempre que detrás del miedo está la vida y que los finales son solo el principio de otro final.

Con tu novela pasa lo mismo, que cuando estás a punto de acabarla, te entra el “acojone”. ¿La leerá alguien? ¿Estará bien escrita o será un bodrio? ¿Podré publicarla? ¿Seré famosísim@ y nadaré en billetes de 500€?

Una vocecita interior empieza a sabotear tu trabajo, tu esfuerzo, tus horas delante del ordenador o del folio escribiendo y escribiendo.

¿Quieres saber cuál es esa maldita voz y cómo taparle la boca? 

Aquí tienes el quinto y último vídeo de la serie veraniega que pone punto y seguido a estos días maravillosos y deja paso a un mes de septiembre trepidante, lleno de nuevos contenidos y cursos para acabar el año. Disfruta de estos 50 segundos de truco para avanzar en tu escritura. 

Vídeo-truco

👇

Olvídate de la perfección. Primero porque no existe. Segundo porque es enemiga de la acción. Tercero porque es una excusa más para no ponerte a escribir. Sigue escribiendo, aunque te falten piezas y escenas. Ya volverás sobre ellas. O a lo mejor descubres más tarde que no hacían falta.

¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes 😃

¿Te has quedado sin ideas para tu novela? [Vídeo-truco para avanzar en tu escritura]

En el vídeo de la semana pasada hablaba del enorme problema que supone tener demasiadas buenas ideas que contar en tu novela. Pero, ¿qué pasa cuando se te agota la creatividad para las descripciones, los diálogos o las metáforas? ¿Cómo puedes recuperar la inspiración?

¿Quieres saber cuál es la fuente inagotable para incentivar tu imaginación y que nunca te falten los recursos en tu escritura?

Aquí tienes el cuarto vídeo de la serie veraniega, fresca y playera, en la que te cuento trucos en menos de un minuto para avanzar en tu escritura. 👇👇

Vídeo-truco

👇

Lee cosas parecidas a lo que estás escribiendo. Te permite asimilar el estilo de ese autor que ha escrito antes lo que tú quieres escribir. O te puede dar ideas para construir un nuevo personaje, una descripción o una subtrama. Por ejemplo, a una autora a la que estoy ayudando con su novela de género chick lit, le he recomendado que lea Sheila Levine está muerta y vive en Nueva YorkCumbres borrascosas o cualquier novela de Ingrid Noll, una divertidísima escritora alemana de novela policíaca. Porque la autora descubrió escribiendo el final de su novela, que necesitaba darle un punto más negro.

3 razones para utilizar tus Redes Sociales si quieres cambiar de trabajo o encontrar un empleo

Cuando yo empecé a trabajar hace unos años, las únicas ofertas de trabajo que existían se publicaban en las páginas color salmón de los periódicos o en los tablones de las empresas de trabajo temporal. Y la única forma que tenías de contactar con los empleadores, era enviar un curriculum impreso, meterlo en un sobre, ponerle un sello, echarlo al buzón y sentarte a esperar… No hace tantos años de esta situación (no te pienses que soy tan vieja), pero la realidad es que los procesos de contratación y los métodos de trabajo han sufrido un cambio espectacular en muy poco tiempo. ¿De quién es la culpa? Por supuesto de internet y de las Redes Sociales.

Fuentes de información para encontrar y que te encuentren

Las redes se han convertido en una de las principales fuentes de información tanto para encontrar trabajo, como para cambiar de profesión y sobre todo para que te encuentren. Porque mejor que te encuentren que buscarlo tú, ¿no? Si yo hubiera tenido la posibilidad de acercarme al director de Recursos Humanos de cualquier empresa del planeta como se puede hacer ahora a través de LinkedIn…Las Redes tienen un poder de conexión ilimitado y si todavía no lo hemos explotado al máximo es porque… tenemos miedo. Miedo a lo desconocido, miedo a no saber manejarnos en un contexto que puede volverse en nuestra contra.

Ojito porque todo queda registrado

En Twitter puedes releer mensajes que escribiste hace años. ¿Quién no conoce algunos de los casos recientes de esta red? Por ejemplo el de los tuits sacados de contexto del concejal del Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, que le llevaron a juicio. Tres años después todo el mundo ignora que esos chistes eran parte de una conversación más larga sobre el despido de Nacho Vigalondo del periódico El País por lanzar una serie de tuits mientras estaba borracho.

El periodista Joel Mathis afirma que «Twitter es el repositorio de nuestros días más estúpidos». Y no le falta razón. También es una herramienta de venganza y de escarnio público. Incluso de causa de despido como le pasó el mes pasado a James Gunn, guionista de la saga Guardianes de la Galaxia por unos tuits de 2008 y 2009.

Los reclutadores cotillean nuestros perfiles sociales (o deberían)

Cada vez más, los reclutadores de las empresas revisan nuestras Redes Sociales antes de contratarnos. Y no solo nuestro curriculum en LinkedIn. También nuestro perfil de Twitter o nuestro muro de Facebook. A pesar de que este último lo tengas con un grado de privacidad máximo, ¿sabes lo fácil que es crear perfiles falsos y pedirte amistad para “cotillear” tu muro? Te aseguro que es una práctica más que común.

¿Quién quiere a un empleado que es un fiestero y publica sus fotos en la discoteca tomando copas? ¿O el que lanza tuits incendiarios contra la empresa que le ha despedido? ¿O el que tiene un perfil bajo en LinkedIn? ¿O el que cuelga fotos “desafortunadas” de su despedida de solter@ en Instagram? Eso pasa todos los días.

Razones por las que mantener una gestión correcta de las Redes

Pero dejemos a un lado las malas praxis y los sustos que nos puede dar el Social Media para ver el lado bueno, buenísimo, de una herramienta de comunicación fantástica que está a nuestra mano. ¿Por qué es importante estar presente en las Redes Sociales si buscas trabajo o estás pensando en cambiar de empresa?

Razón nº 1. Estar en las Redes es estar en el mundo. Como dice la frase que encabeza este post “Ahora eres lo que compartes”. Quieras o no, tu nombre ya aparece indexado en Internet en múltiples entradas. Así que lo mejor que puedes hacer es hablar tú en primera persona. Y de la mejor forma posible para que las empresas que busquen candidatos, digan “ahh vale, esta persona sabe gestionar su entorno digital y entiende el lenguaje actual”. Comparte siempre con cabeza, con responsabilidad. Aunque sean tus redes personales, recuerda no hay nada privado en las Redes. Lo único privado es lo que no publicas. Yo tengo tres temas tabúes que recomiendo no tocar nunca si no quieres problemas de malas interpretaciones y fueras de contexto: política, religión y fútbol. Tampoco suelo meterme en debates de actualidad o casos mediáticos, porque suelen ser bucles sin sentido en los que pierdes energía y amigos. Eso no quiere decir que no tengas tus ideas, pero es mejor pensarlo dos veces antes de escribirlas. ¿Esto se lo diría a esa persona a la cara, mirándola a los ojos? La respuesta suele ser no, porque probablemente ni siquiera conoces a esa persona en el mundo real.

Razón nº 2. Te permiten hacerte un “nombre”. Demuestra que eres un profesional en tu campo. Publica todas aquellas informaciones que estén relacionadas con tu sector, con tu trabajo o tu pasión. Comparte la experiencia de otros mencionándolos siempre. Y si tienes un blog o una web con un portfolio de tus trabajos o proyectos, sumarás puntos a la hora de la contratación. Ser un referente en tu nicho de mercado y tener una marca personal consolidada, te permite además colocarte en una posición ventajosa a la hora de negociar las contraprestaciones económicas. Para que no se te vaya la vida recopilando información y publicando en las Redes, es importante tener un plan de contenidos organizado que equilibre la promoción (charlas, conferencias de trabajo…) con los logros en tu empresa, y sobre todo con compartir las publicaciones de otros compañeros de profesión.

Razón nº 3. Crean vínculos. Si solo hablas de ti cuando estás buscando trabajo y contactas con los perfiles que te vienen bien en ese momento, la gente va a sospechar – y con razón – de que solo te interesan para venderles tu “moto”. Pero que no tienes nada más que decir. El diálogo con la audiencia debe ser constante, desde la transparencia y la sinceridad. Al final se trata de crear relaciones, establecer vínculos, aunque sean digitales, con las personas más heterogéneas. Cuando más atractivo te vuelvas para los que te leen y más constante seas en los mensajes, más posibilidades tendrás de que se decidan por ti como el candidato ideal entre la más que abultada oferta del mercado.

¿Se te ocurre alguna razón más por la cual estar presente en las redes sociales es un plus? Entonces cuéntamela en un comentario. 👇👇👇 

¿Tienes demasiadas buenas ideas para tu novela? [Vídeo-truco para avanzar en tu escritura]

Aunque parezca mentira, tener demasiadas buenas ideas para tu novela puede ser un grandísimo problema. Porque contar muchas cosas al mismo tiempo es igual de peligroso que no tener nada que contar.

Esta semana va el tercer vídeo de la serie veraniega, ligerita pero contundente (como un salmorejo con su jamón y su huevo 🤤), en la que te cuento trucos en un minuto  para avanzar en tu escritura. 

Los faros en la costa sirven para que los barcos no se estrellen contra las rocas. En la escritura, metafóricamente hablando, también necesitamos un faro, una luz que nos guíe para no naufragar. ¿Quieres saber cuál es? 👇👇

Vídeo-truco

👇

Párate y piensa sobre qué estás escribiendo. Ocurre con bastante frecuencia que empezamos a escribir con un tema en mente, voy a hablar de la dependencia emocional de las mujeres, o del paso del tiempo, o de la esclavitud en el sur de EEUU, pero en el fondo no tenemos muy claro qué queremos contar. El tema es fundamental en cualquier relato, es el foco de la narración. Intenta que sea lo más concreto posible, que aunque haya temas secundarios, el principal siempre sirva de guía. Si estás dando bandazos a la historia, es muy probable que no tengas claro el tema. No pasa nada, párate e intenta escribir en una frase de qué va tu novela. Como si fuera un titular de prensa o un tuit.

 ¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes 😃

¿Has escrito el principio de tu novela y no sabes cómo seguir? [Vídeo-truco para avanzar en tu escritura]

Esta semana va el segundo vídeo de la serie veraniega, ligerita y gazpachera, en la que te cuento trucos en menos de un minuto (este dura 46 segundos exactamente) para avanzar en tu escritura. Y este consejo te aseguro que es ORO puro. Es uno de los más efectivos que yo utilizo y que le comparto a l@s autor@s a los que ayudo en su proceso de escritura.

Normalmente empezamos a escribir porque hemos tenido una idea “genialísima”, o hemos parido una primera frase “perfecta”. Pero la escritura es como los matrimonios, al principio hay un enamoramiento loco. Ahora bien, en cuanto empiezan los problemas, ya puedes tener un fin en mente, un propósito y una intención que quieres transmitir con esa historia.

[¡¡Lo prometido es deuda!! En este vídeo no se escucha mucho el viento y a cambio te regalo unas vistas increíbles de la desembocura del río San Pedro, con sus marismas, y al fondo, la bahía de Cádiz.]

Vídeo-truco

👇

Escribe el final. Escribe a dónde quieres llegar, como si tuvieras un GPS y le pusieras un punto de llegada al salir. Puede que luego lo cambies, pero si en tu viaje tienes un destino, es más fácil que puedas trazar la ruta entre el punto A y el B, aunque sea un camino tortuoso.

¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes 😃

¿Estás bloquead@ en la trama de tu novela? [Vídeo-truco para avanzar en tu escritura]

1 de agosto… Si vives en España, ya sabes que este mes es como si no existiera en el calendario. El trabajo se para, las agendas se vacían. Todo el mundo está disfrutando de esas vacaciones soñadas. No sé qué pasará en otros países, pero sospecho que esto es bastante común en el agosto del hemisferio norte.

Así que durante este mes he decidido hacer contenido fresco y ligerito de consumir como un buen gazpacho 😉 En formato vídeo, sobre las preguntas más frecuentes que me llegan por email: cómo superar bloqueos en la escritura, del tipo “llevo 30 páginas escritas pero no sé por dónde seguir”, “me he quedado sin ideas para continuar”, “tengo tres proyectos pero no sé qué historia cuenta cada uno”…

Esta semana va el primer vídeo de una serie veraniega en la que te contaré trucos en menos de un minuto (lo bueno si breve…) para avanzar en tu escritura.

[Prometo que en el siguiente vídeo, el sonido será un poquito mejor. Si el viento de poniente me lo permite… Es que en Cádiz siempre hay viento, que está estupendo para hacer kitesurf – ¡¡estoy aprendiendo este deporte!! – pero es una p****a para grabar]  🌬🌬

Vídeo-truco

👇

Mata a un personaje. Cuando ya estés bloquead@ y no sepas cómo continuar con una trama que se te ha venido abajo, asesina a un personaje protagónico y párate a pensar cómo va a afectar a la vida de los otros personajes. Si le da “vidilla” a la historia, además de un giro inesperado, sigue por ese camino.

También puedes portarte mal con tus personajes. Hazles perrerías, ponlos a prueba, permítete ser malvado y búscate la vida para que salgan del agujero (o no). No hay nada mejor que la estructura del viaje del héroe que se lleva utilizando en literatura desde La Odisea para darle frescura a una historia que no sabes continuar. Inventa conflicto tras conflicto y cuando tu protagonista ya esté en el sótano de sus miserias, recuerda que siempre hay un sótano del sótano. 😃

¿Qué te ha parecido este post? Me harás muy feliz si me lo cuentas y más si lo compartes 😃